El mar y sus oficios

El mar en Galicia es generoso. Nos regala su paisaje, su aroma, su brisa, sus sonidos, sus pescados y mariscos, incluso sus algas. Y también es sustento principal de miles de familias gallegas; base histórica, económica y cultural de muchos de los oficios que salpican nuestras costas: pescadores, mariscadores, perceberos, bateeiros, rederas, conserveros, etc. A través de estas rutas podrás acercarte a todos ellos y conocer de primera mano su forma de vida, su relación con el mar, el importante papel de la mujer, las técnicas de pesca artesanal, sus valores, etc. Acércate a Costa da Morte y a la ría de Muros y Noia y enamórate de sus gentes, de sus playas, de sus puertos, de sus villas marineras, de sus lonjas, de sus faros… 

El Xallas, a un paso del Atlántico



A través de esta ruta, de un solo día, te brindamos la oportunidad de descubrir una de las aldeas con mayor encanto de Galicia, Olveiroa, en el municipio de Dumbría. Conocerás por dentro una de las explotaciones porcinas tan características de esta comarca, descubrirás embalses que generan energía, y paisajes de verdes praderas salpicados de árboles autóctonos y hórreos centenarios. ¡Respirarás su tranquilidad!

Mujeres de A Costa da Morte

 

En este recorrido de dos días por la costa de Malpica a Laxe podrás vivir y entender el día a día de una profesional del mar, conociendo de primera mano el duro oficio de mariscadoras, rederas, conserveras… y el modo de vida de estas experimentadas mujeres del mar de A Costa da Morte

Sonidos del mar de ardora



En esta ruta de tres días por la agreste costa de Camelle hasta Fisterra descubrirás paisajes y villas marineras que quedarán grabados en tu retina para siempre. Te acompañarán las melodías que deja su mar: la fuerza de sus temporales, el sonido de las sirenas de sus faros, barcos y lonjas, el melódico sonido de la “piedra de abalar”, el cantar de las subastas en sus lonjas, el golpear de las latas en su industria conservera… ¡Agudiza tus sentidos, y descubre todos los secretos que guarda esta rica cultura marinera!